estupefaciente
506 Visualizaciones

CG: nm

CA: Farmacología – Toxicomanía; Derecho penal.

CT: Desde la antigüedad se ha conocido el empleo y el uso indebido de drogas de origen natural. Durante siglos el hombre ha tratado de escapar de los sinsabores de la vida, reales o imaginarios, sirviéndose de licores fermentados o de productos vegetales como el opio, las hojas de coca, la cannabis y, más recientemente, el khat. En realidad, el uso extendido de algunos de esos productos naturales fue lo que motivó que se prestara atención a la necesidad de fiscalizar las sustancias que producen dependencia y, al mismo tiempo, de lograr una reducción en su demanda. Con todo, el uso indebido de estupefacientes derivados de plantas aún constituye una causa de gran preocupación. Por otro lado, en la actualidad han surgido nuevos problemas debido al uso de innumerables drogas sintéticas creadas por los científicos de la medicina y la industria. Las drogas de efecto terapéutico muy positivo de que se dispone actúan como estupefacientes de acción semejante a la de las opiáceas y asimismo, en la esfera más amplia de la actividad psicotrópica, como estimulantes del sistema nervioso central, sedantes, hipnóticos, tranquilizantes, etc. Ciertamente, estas drogas sintéticas aportan alivio a un gran número de personas que las necesitan, aun cuando su uso excesivo y sin discernimiento es preocupante. Sin embargo, se ha descubierto que producen dependencia y a veces un uso indebido que crea enormes problemas de salud pública y sociales debido a un tráfico ilícito.

F: OMS – https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/39380/9243541722_spa.pdf?sequence=1&isAllowed=y (consulta: 2.07.2020)

DEF: Sustancia adictiva capaz de alterar profundamente la personalidad, el comportamiento y las condiciones fisiológicas; por ejemplo, la morfina, la cocaína, los derivados del cáñamo índico y la LSD.
F: DTMe (consulta: 2.07.2020)

N: 1. Del latín stupefaciente(m) [stupē(re) ‘estar en estado de estupor’ + face(re) ‘hacer’ + -ntem] ‘que provoca estupor’; reintroducido y documentado en inglés desde 1669 como ‘narcótico’.
adj. Que produce estupefacción.
adj. Dicho de una sustancia: Que altera la sensibilidad y puede producir efectos estimulantes, deprimentes, narcóticos o alucinógenos, y cuyo uso continuado crea adicción.
Usado también como sustantivo masculino. Brigada de estupefacientes.
2. La primera vez que aparece en un documento en español registrado por el CORDE es en 1907, pero como adjetivo y con el significado de ‘que produce estupefacción o estupor’. Para encontrarlo en nuestro ámbito, hay que esperar a 1943. Autor: Rogelio Sinán. Título: Plenilunio. País: Panamá. Tema: 12.Relato extenso novela y otras formas similares. Publicación: Impresora Panamá (Panamá), 1961.
Según el Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española (NTLLE), aparece recogido por primera vez en el diccionario DOMÍNGUEZ de 1853, pero como adjetivo. Estupefaciente, adj. Med. V. Narcótico.
3. Además de la definición facilitada en esta ficha terminológica, el Diccionario de términos médicos de la Real Academia Nacional de Medicina proporciona dos acepciones más:
adj. Que produce o es capaz de producir estupor. Equivalentes en inglés: narcotic, stupefacient.
s.m. droga. Equivalente en inglés: addictive drug.
4. Se usa más de forma laxa con el significado de «droga» (sustancia psicoactiva estimulante, depresiva o alucinógena que produce dependencia física o psíquica con daño para el individuo y la sociedad).
5. El Diccionario del español jurídico proporciona dos acepciones, ambas en el ámbito del Derecho penal (España):
– Sustancia estupefaciente.
– Droga tóxica. (Código Penal, Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, artículo 368)
6. Respecto al término en inglés narcotic, Fernando A. Navarro aclara que, en español, se llamaba ‘narcótico’ a cualquier fármaco que causara sueño o narcosis, como la morfina y otros derivados opiáceos. En inglés, y sobre todo en el inglés norteamericano, es frecuente hoy el uso de narcotic en un sentido más amplio, para referirse a cualquier droga que produzca dependencia (aunque, como es el caso de la cocaína o del hachís, sus acciones farmacológicas no tengan ya nada que ver con la narcosis).
Por motivos de precisión y claridad, Navarro recomienda evitar la palabra *narcótico* en el lenguaje médico actual, y sustituirla por «opiáceo» u «opioide» en el primer caso, y por «droga» o «estupefaciente» en el segundo.

F: 1. DTMe (consulta: 2.07.2020); DLE – https://dle.rae.es/estupefaciente?m=form (consulta: 2.07.2020). 2. CORDE (consulta: 2.07.2020); NTLLE (consulta: 2.07.2020). 3 y 4. DTMe (consulta: 2.07.2020). 5. DEJ – https://dej.rae.es/lema/estupefaciente (consulta: 2.07.2020). 6. Cosnautas/Libro rojo (consulta: 2.07.2020).

SIN:
F:

RC: anfetamina, cannabis, cocaína, droga, fentanilo, LSD, metilendioximetanfetamina, morfina, narcótico, opio.