rosácea
2650 Visualizaciones

CG: nf

CA: Medicina – Dermatología; Medicina – Anatomopatología.

CT: La rosácea es un trastorno inflamatorio crónico y recurrente de la piel que afecta generalmente la zona facial (pómulos, nariz, mentón y frente) en personas de mediana edad. Aunque sus manifestaciones son variadas, se caracteriza por una reactividad cutánea incrementada con frecuentes episodios de enrojecimiento facial (cuperosis) que se acompaña de granos de contenido a menudo purulentos.

F: http://www.dermatologia.cat/es/rosacia.html (consulta: 1.04.2015)

DEF: Enfermedad cutánea frecuente caracterizada por un eritema facial de color rojo violáceo, que preferentemente se localiza en el dorso y las alas de la nariz, los surcos nasogenianos, las mejillas, la frente y el mentón.

F: DTMe (consulta: 1.04.2015)

N: 1. Del adjetivo «rosáceo, -a» (del latín rosacēus), de color parecido al de la rosa.
2. Si filtramos por Medicina, el CORDE arroja dos resultados, ambos con el sentido adjetival de la palabra. Ningún resultado en el ámbito dermatológico.
Según el CREA, el término aparece recogido en 1976, en El adolescente y sus problemas en la práctica de Gabriel Barrera Moncada y Oswaldo Kerdel Vegas, publicado por Monte Avila Editores (Caracas, Venezuela), 1987.
3. La enfermedad es más frecuente en mujeres jóvenes en sus formas iniciales, pero las formas hiperplásicas son más frecuentes en los hombres. Existen variantes atípicas de rosácea, difíciles de diagnosticar, como el edema persistente, la rosácea ocular, la rosácea lupoide, la rosácea esteroidea, la rosácea por gramnegativos, la rosácea conglobata y la rosácea fulminans. En el examen histopatológico se observan, al principio, venas y vasos linfáticos dilatados con poco edema e inflamación. Progresivamente, aumenta la inflamación perivascular y perifolicular, y al final hay crecimiento del tejido conjuntivo, hiperplasia de los folículos y lóbulos sebáceos grandes e irregulares. La etiología precisa de la enfermedad permanece desconocida.
4. Antiguamente se consideró erróneamente como una forma de acné («acné rosacea») por complicarse con pústulas, aunque estas se diferencian de las pústulas acneicas por su localización, por ser más superficiales y no estar casi nunca centradas por un comedón.
No debe confundirse con roséola (erupción eritematosa difusa caracterizada por máculas rosadas, de forma oval, mal delimitadas, de superficie lisa y de un diámetro de entre 0,5 y 2 cm).
5. El Diccionario de Términos Médicos (DTM) propone «acné rosácea», «caparrosa» y «cuperosis» como sinónimos de ‘rosácea’, aunque no lo son en sentido estricto.
6. couperose (F):

  • rosácea (enrojecimiento de la cara) (1971)
  • acné rosácea (lesión) (1948) (1958)

«Se trata de la forma eritematosa y telangiectásica de la rosácea. La forma predominantemente acneiforme es la denominada acné rosácea. (García Pérez, A., Dermatología clínica, Salamanca, Gráficas Cervantes, 1976). En la obra citada, el autor lo traduce por cuperosis, pero es un galicismo innecesario» (1950) (1958).
«Según Antonio García Perez (dermatólogo), la rosácea tiene dos formas, una (de ellas es el) couperose en inglés que se limita al enrojecimiento de la cara y que se debe traducir por rosácea a secas y la otra que es el ácné rosacea, que se refiere a la lesión» (1971).

F: 1. DRAE@ (consulta: 1.04.2015); DTMe (consulta: 1.04.2015). 2. CREA (consulta: 1.04.2015). 3 y 4. DTMe (consulta: 1.04.2015). 5. DTMe (consulta: 1.04.2015); FCB. 6. http://www.tremedica.org/escaparate/medtradiario/defsC.htm (consulta: 1.04.2015).

SIN:
F:

RC: eritrofobia