población desamparada
599 Visualizaciones

CG: nf

CA: Crisis humanitaria – Ayuda humanitaria.

CT: Por último, hacer mención al tratamiento deplorable que se da a quienes llegan, fundamentalmente a nuestras costas peninsulares o canarias y a las ciudades de Ceuta y Melilla, a través de Marruecos, en buena parte demandantes de asilo, que no recíben ningún tipo de información ni asistencia jurídica previa a la solicitud, e incluso se les niega cualquier tipo de atención humanitaria, impidiendo, en muchos casos, la ayuda de ONGs solidarias. Tal ha sido el suceso reciente en Ceuta, donde se desmanteló por la fuerza un campo de refugiados instalado precariamente por Médicos sin Frontera para dar cobijo y asistencia sanitaria a una población desamparada, viviendo a la intemperie y sin los medios de subsistencia más elementales (en su inmensa mayoría demandantes de asilo), que llegó a superar, en algunos momentos, las 500 personas.

F: http://www.pce.es/secretarias/secmigraciones/pl.php?id=77 (consulta: 20.05.2012)

DEF: Conjunto de personas necesitadas a las que se ha abandonado, dejándolas sin amparo ni favor.

F: DRAE@ (consulta: 6.10.2015); FCB.

N: 1. El mundo afronta una grave crisis humanitaria provocada por el flujo de cientos de miles de refugiados que provienen de zonas en conflicto de Oriente Medio, África y Europa del Este. Esta crisis implica directamente a la Unión Europea, al conjunto de gobiernos y ciudadanos, así como a los gobiernos locales.
Las medidas de emergencia que se están aplicando a nivel de ciudad y municipio, tales como el acceso a la alimentación, a la asistencia, a la vivienda y a los servicios sanitarios contribuyen a hacer frente a la tragedia y al drama humano que constituye la llegada masiva de refugiados y de población desamparada. Estas acciones se suman al impulso de solidaridad general que exige esta situación excepcional.
2. Al final de la etapa de los grandes polígonos de viviendas, el barraquismo se redujo a 1.460 barracas, según el censo del Patronato Municipal de la Vivienda en 1974. Quedaba pendiente el caso de El Carmel, con una fuerte cohesión de barrio y cuyos habitantes estaban poco dispuestos a ser trasladados. Otros núcleos barraquistas alojaban mayoritariamente a familias gitanas que no habían accedido a los programas de realojo. Algunos sufrían una gran degradación y precariedad, con población desamparada y fluctuante. Las barracas vacías sirvieron de reubicación espontánea o propiciada por la propia Administración, como en Can Tunis, para barraquistas de otros núcleos ya derribados y de población muy desestructurada.

F: 1. http://www.uclg.org/es/media/noticias/la-acogida-de-refugiados-es-una-emergencia-humanitaria-los-gobiernos-locales-se (consulta: 6.10.2015). 2. http://www.barraques.cat/es/3-el-barraquisme-marginal-anys-80.php (consulta: 6.10.2015).

SIN:
F:

RC: población vulnerable