escutoide
624 Visualizaciones

CG: nm

CA: Matemáticas – Geometría; Biología; Medicina.

CT: Las investigadoras del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD) —centro mixto de la Universidad Pablo de Olavide, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Junta de Andalucía— Sol Sotillos, María Dolores Martín Bermudo y la estudiante de tesis Andrea Valencia Expósito han participado en la investigación que ha demostrado que las células epiteliales, que son aquellas que recubren las superficies de muchos órganos, adoptan una forma geométrica que no estaba descrita hasta ahora, el escutoide, para que los tejidos puedan curvarse.
En concreto, las científicas del CABD han demostrado que las células de varios tejidos epiteliales curvos de la mosca de la fruta son escutoides, confirmando así el modelo y potenciando sus implicaciones. De esta forma, en el futuro, se pretende utilizar estos tejidos de la mosca de la fruta para avanzar en el entendimiento de cómo se empaquetan los tejidos epiteliales, lo que a su vez ayudará, por una parte, a la hora de generar órganos en el laboratorio y, por otra, a entender procesos patológicos donde el empaquetamiento de células epiteliales está afectado, como es el caso de los procesos tumorales.

F: UPO – http://cort.as/-I_iB (consulta: 11.05.2019)

DEF: Solución geométrica para el empaquetamiento tridimensional de los epitelios.

F: ELPAÍS – http://cort.as/-907l (consulta: 11.05.2019); FCB.

N: 1. Neologismo introducido en el lenguaje científico internacional por investigadores españoles en julio de 2018.

  • Se trata de un híbrido etimológico (latín y griego), formado sobre el modelo de origen latino «escutiforme», por la raíz «escut-» de la palabra «escutelo» (del latín científico scutellum, de scutum ‘escudo’ y el diminutivo -ellus, -ellum) y el elemento formante «-oide» (del latín -oīdes, y este del griego -οειδής -oeidḗs u -οειδές -oeidés, de -ο- -o-, vocal de unión, y -ειδής -eidḗs o -ειδές -eidés ‘semejante a’, de la raíz de εἶδος eîdos ‘forma’) que significa ‘parecido a’, ‘en forma de’. Así el escutoide es aquello que tiene forma de escutelo o es parecido al escutelo.
  • Una de las investigadoras, Clara Grima, aclara que decidieron llamarlo «escutoide» porque fue el director de la investigación, Luis M. Escudero, el primero en clamar que aquello no eran prismas y crear un modelo con plastilina: Escu-dero-escu-toide. A la hora de publicar este hallazgo, se optó por una justificación más formal al explicar que dicha figura se parecía al scutum del tórax de los escarabajos de la especie Protaetia speciosa.

2. Al ser un término de creación reciente (2018), no existen resultados en los corpus de la Real Academia Española ni en el Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española (NTLLE).
Según el banco de datos BOBNEO de El Observatori de Neologia (OBNEO), aparece recogido como neologismo desde el 7.08.2018.
3. El pasado 31 de julio se difundió en diversos medios, entre ellos la BBC, que científicos adscritos al Instituto de Biomedicina de Sevilla, al Departamento de Biología Celular de la Universidad de Sevilla, a University of London y a Lehigh University (USA), entre otras instituciones, observaron que las células epiteliales se agrupan de una forma peculiar que las dota, entre otras cosas, de su resistencia y flexibilidad características. Dicha forma no se corresponde totalmente con ninguna de las formas geométricas conocidas, ya que es un polígono que presenta un pentágono en su superficie basal y un hexágono en su superficie apical, así como cierta curvatura, además de una discontinuidad en una de sus aristas laterales que permite distinguirlos de los prismatoides, y asimismo les permite una mejor unión entre sí.
Uno de los resultados de la investigación, dirigida por Luis M. Escudero, y publicada en la revista Nature Communications como Scutoids are a geometrical solution to three-dimensional packing of epithelia, es la definición de esta formación epitelial, recreada a partir de un modelo computacional, a la que dieron el nombre de escutoide por su semejanza con el escutelo, parte del tórax de ciertos insectos. (Esta definición difiere de la nomenclatura de los polígonos y poliedros que suelen ser nombrados a partir de numerales, como mencionamos en una entrada anterior, titulada De letras y números todo saber tiene un poco).
4. Es una forma geométrica sólida, como un cubo o una pirámide, que no se había descrito hasta ahora. Las células epiteliales adoptan esta forma cuando el tejido se curva y hacen que adquiera una estructura más estable. Se podría decir que se parecen a unos prismas retorcidos.
5. Descripción técnica: El escutoide se obtiene a partir de segmentos perpendiculares a todas las capas comprendidas entre la capa apical (la de arriba) y la capa basal (la de abajo). Para ello, se eligen un conjunto de puntos (semillas) en la capa apical, por ejemplo. Se trazan los segmentos perpendiculares a la capa apical en cada uno de estas semillas. En cada capa comprendida entre la apical y la basal, cada segmento producirá una intersección (una nueva semilla); a estas semillas nuevas les calculamos diagramas de Voronoi en dicha capa (de forma similar a como se hace en el plano, pero hay que adaptar algo las técnicas). Ahora ‘pegando’ las regiones de Voronoi (que serán polígonos) correspondientes a todos los puntos de un mismo segmento se obtiene un escutoide.
6. Descripción sencilla: Un escutoide es un sólido geométrico entre dos capas paralelas (la basal y la apical) de tal forma que la intersección del escutoide en cada una de las dos capas (y en el resto de las capas intermedias también) son polígonos (lo que serían las ‘tapas’ del escutoide). Los vértices de estos dos polígonos están unidos por una curva o por una conexión en forma de Y. Las caras de los escutoides no son necesariamente convexas, pueden tener huecos hacía dentro, por lo que varios escutoides pueden empaquetarse para llenar todo el espacio entre las dos superficies paralelas.
7. Conocer con este nivel de detalle la estructura de las células epiteliales puede ser fundamental para la creación de órganos con impresión 3D y nos permitirá identificar modelos de epitelios sanos, a partir de su geometría, que servirán como patrones para detectar un crecimiento celular anómalo.

F: 1. DLE – http://cort.as/-I_oj; http://cort.as/-I_nr (consulta: 11.05.2019); Magistra sum – http://cort.as/-I_mA (consulta: 11.05.2019); ELPAÍS – http://cort.as/-907l (consulta: 11.05.2019); FCB. 2. CORDE; CREA; CORPES XXI (consulta: 11.05.2019); NTLLE (consulta: 11.05.2019); BOBNEO (consulta: 11.05.2019). 3. Magistra sum – http://cort.as/-I_mA (consulta: 11.05.2019). 4. SINC – http://cort.as/-I_lJ (consulta: 11.05.2019). 5 a 7. ABC.es – http://cort.as/-I_j3 (consulta: 11.05.2019).

SIN:
F:

RC: célula epitelial, epitelio, impresión 3D.

IL: Reconstrucción 3D de células formando un tubo con escutoides, y ejemplo de epitelio curvado (glándula salival de Drosophila). / US et al.

F: SINC – http://cort.as/-I_lJ (consulta: 11.05.2019)