colesterol
1020 Visualizaciones

CG: nm

CA: Biología molecular; Medicina; Química.

CT: El colesterol es esencial para que funcionen correctamente las membranas celulares, los tejidos de los órganos vitales o las hormonas sexuales. Nuestro organismo genera el colesterol de dos formas distintas: 1/3 por el hígado a través de los alimentos y 2/3 por la bilis.
El intestino es el encargado de absorber el colesterol, tanto el que ingerimos en los alimentos como el que genera la bilis, y lo introduce en el torrente sanguíneo. Por lo tanto, necesitamos la presencia del colesterol en la circulación de la sangre para mantener una buena salud. Sin embargo, cuando los niveles de colesterol se elevan hasta unos límites excesivos, cuantificados por escalas médicas con validez internacional, ponemos en riesgo nuestra salud.
Existen distintos factores de riesgo que predisponen a un excesivo porcentaje de colesterol en sangre. Por ejemplo, padecer diabetes y problemas coronarios son factores de riesgo altos o muy altos. Un riesgo moderado es el que pueden padecer personas que acumulen dos de las siguientes circunstancias: hipertensión, antecedentes familiares de problemas coronarios y tabaquismo. Finalmente, un riesgo bajo es padecer uno de los factores antes mencionados o ninguno de ellos.
Una dieta sana y equilibrada combinada con la práctica de ejercicio y cumplir con el tratamiento médico pautado son las mejores acciones para reducir el nivel elevado de colesterol.

F: Madrid.org – http://www.madrid.org/cs/Satellite?pagename=PortalSalud/Page/PTSA_home (consulta: 23.11.2013)

DEF: Esterol de la membrana citoplasmática, precursor de hormonas esteroideas, como las hormonas sexuales y los corticoides suprarrenales, de ácidos biliares y de la vitamina D, que se obtiene por biosíntesis en el hígado y en otros órganos y también a partir de alimentos como la yema de huevo y las grasas saturadas y aceites animales.

F: DTMe (consulta: 23.11.2013)

N: 1. Del francés cholestérol (del griego kholē, ‘bilis’, ‘hiel’ y del griego ster(eo), ‘duro’, ‘sólido’ + sufijo químico -ol, ‘alcohol’) a partir de cholestérine, que fue el término acuñado por Chevreul en 1816, por aislarse la sustancia en concreciones de bilis. El término colesterina fue sustituido posteriormente por colesterol (1894) por tratarse de un alcohol.
2. Muy distribuido en los órganos y tejidos animales, como el sistema nervioso central, el hígado, los riñones y las glándulas suprarrenales, circula por la sangre unido a diversas lipoproteínas; es un componente de la bilis y el constituyente más importante de los cálculos biliares. Contribuye a formar las placas de ateroma en los vasos sanguíneos.
3. Lípido que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. está presente en altas concentraciones en el hígado, médula espinal, páncreas y cerebro.
4. Es un alcohol esteroideo, blanco e insoluble en agua.
5. Su presencia en exceso en las paredes de las arterias provoca la aterosclerosis.
6. Aunque la RAE admitió en 1992 la forma «colesterina», la única traducción correcta en el lenguaje científico sigue siendo ‘colesterol’. Independientemente de que su descubridor lo denominara cholestérine en francés, el colesterol es un alcohol (más concretamente un esterol) y debe llevar el sufijo ‘-ol’ típico de los alcoholes en función principal.

F: 1. DTMe (consulta: 23.11.2013); DE@ (consulta: 23.11.2013); DEM p. 151. 2. DTMe (consulta: 23.11.2013). 3, 4 y 5. DE@ (consulta: 23.11.2013).

SIN: colesterina

F: DTMe (consulta: 23.11.2013)

RC: colesterol de las HDL, colesterol de las LDL, colesterolemia, glucagón.