artrópodo
1988 Visualizaciones

CG: nm

CA: Zoología – Entomología; Parasitología médica.

CT: El phylum Arthropoda es el que alberga el mayor número de especies de todo el reino animal. Sus asociaciones con el ser humano, sus actividades y construcciones, han sido constantes a lo largo de la historia. Desde un punto de vista eminentemente antrópico, se debe puntualizar que muchos de estos artrópodos han ocupado, ocupan y ocuparán, un lugar destacado entre las mayores amenazas para la Salud Pública. Ejemplo evidente de ello son las numerosas epidemias sufridas por la humanidad debido a enfermedades provocadas por agentes etiológicos de tan diversa índole como protozoos hemosporídeos del género Plasmodium, causante del paludismo, diversos arbovirus de la familia Flaviviridae responsables del dengue4, la fiebre amarilla5 o la fiebre del Oeste del Nilo, o bacterias como Yersinia pestis. Todos ellos con un denominador común, la presencia de un artrópodo como vector o agente transmisor hasta el ser humano.
Desde un punto de vista sanitario los daños pueden ser directos, por ejemplo, cuando la plaga se alimenta de los fluidos o tejidos del animal o de la planta, o indirectos, como ocurre con las especies relacionadas con la transmisión de patógenos o parásitos responsables de enfermedades. Mientras que, en algunos casos, el daño lo provoca sólo las larvas o sólo el individuo adulto, en otros casos ambos estados deben ser considerados plaga.
Existen dos formas básicas de transmisión de microorganismos patógenos desde el artrópodo vector hasta el ser humano, la transmisión mecánica y la biológica. La primera se caracteriza por una ausencia de la obligatoriedad del contacto entre el parásito y el vector para completar el ciclo del primero. En el caso de la transmisión biológica el agente patógeno exige el paso previo por el vector para su multiplicación y/o desarrollo hasta el estado infectante.

F: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-57272009000200005 (consulta: 11.05.2016)

DEF: Animal invertebrado dotado de exoesqueleto quitinoso y provisto de apéndices articulados, perteneciente al filo Arthropoda.

F: DTMe (consulta: 11.05.2016)

N: 1. Del griego arthro- ‘articulación’ + -podos gr. ‘pie’, ‘pata’; documentado en francés desde 1846.
2. La primera vez que aparece en un documento en español registrado por el CORDE es en 1909. Autor: Ignacio Bolívar. Título: Zoología. País: España. Tema: 15.Zoología. Publicación: Imprenta Fortanet (Madrid), 1909.
3. Puede usarse en plural como nombre de taxón.
4. El nombre arbovirus se formó por contracción de arthropod-borne virus para designar un grupo epidemiológico de virus que se replicaban en los artrópodos hematófagos y se transmitían por picadura al organismo hospedador. Dado que la inclusión de un virus en este grupo dependía exclusivamente de criterios epidemiológicos —y no víricos, químicos o morfológicos—, el grupo de los arbovirus carece de utilidad taxonómica y no se contempla en la nomenclatura virológica moderna. Hoy la mayoría de los antiguos arbovirus se clasifican entre los arenavirus (familia Arenaviridae), los bunyavirus (familia Bunyaviridae), los flavivirus (familia Flaviviridae), los reovirus (familia Reoviridae), los rabdovirus (familia Rhabdoviridae) o los togavirus (familia Togaviridae).

F: 1. DTMe (consulta: 11.05.2016). 2. CORDE (consulta: 11.05.2016). 3. DTMe (consulta: 11.05.2016). 4. COSNAUTAS/LIBRO ROJO (consulta: 11.05.2016).

SIN:
F:

RC: parásito, virus.